RSS

Tag Archives: alícuota del impuesto

Los libros y la realidad de los tributos

Quienes somos docentes de impuestos y finanzas publicas, cuando empezamos la carrera, buscábamos en la realidad argentina  ejemplos con los que ilustrar  los conceptos de libros que, en general, de editaban en el exterior y mencionaban situaciones  de Europa o Estados Unidos; por ello, cuando aparecía algún articulo o libro de autor local nos apresurábamos a tomar sus casos para mencionarlos en clase.

El tiempo y los gobiernos solucionaron esta carencia y pudimos encontrar casos a los que aplicar los conceptos teóricos; así, en la década de los 80´, la ley de ahorro obligatorio nos permitió ejemplificar qué es un “empréstito obligatorio” el cual, además, tenía la peculiaridad de no haberse originado en necesidades bélicas, como lo  decían los libros que ocurria en otros países.

El hecho de que después terminara siendo parcialmente un tributo, por devolverse el capital devaluado (no sé si fue una originalidad autóctona) nos mostró las carencias de la teoría, que no contemplaba la conversión de un instrumento financiero (el empréstito) en otro, el impuesto.

En la actualidad tenemos más ejemplos, casos prácticos, para ilustrar a los alumnos sobre los efectos económicos del impuesto a la renta (ganancias). La falta de actualización de las deducciones personales, hace que este tributo alcance cada vez a mayores sectores de la población, por lo que se pueden ver claramente el “efecto renta” (aumento de la oferta de trabajo para ganar lo mismo después del aumento del impuesto) y el “efecto sustitución” la actitud de quienes, ante la misma situación, retraen su oferta (por ejemplo dejan de hacer horas extras) para no pagar el aumento.

Además, se puede observar que los análisis teóricos son bastante esquemáticos, porque no toman en cuenta otras reacciones, tales como la huelga y demás formas de  presión que, a veces, consiguen disminuir el tributo. Recuerden la exención de la merienda de los petroleros.

Por último también podemos ver, desnudos, los efectos de la progresividad, exacerbada en el caso, por la falta de actualización de la escala del tributo.

 

Tags: ,

Proyecto de reforma de la CGT

Ha trascendido un proyecto de reforma de la ley de impuesto a las ganancias atribuido a la CGT el cual, además de proponer el aumento de las deducciones personales tan en boga, presenta algunas curiosidades:

–          Nuevas exenciones: las remuneraciones por sueldo anual complementario, horas extras, suplementos convencionales, feriados nacionales y días no laborables; el resultado es que, prácticamente, la única remuneración  incluida en la base imponible es el sueldo normal y habitual. En lugar de eliminar los huecos de la base imponible, se crean otros nuevos.

–          Deducciones personales se aumentan sus importes pero, seguramente por un error material, el articulo 23 propuesto finaliza en el primer párrafo del inciso c) con lo que deja de lado la condición vigente que oblgia, de corresponder a pagar los aportes  a los trabajadores autónomos, la elevación de la deducción especial 3,8 veces para los empleados en relación de dependencia y la exclusión de las llamadas jubilaciones de privilegio.

–          Se cambia el régimen vigente de actualización de estos montos, que tiene en cuenta la problemática de las retenciones mensuales a los empleados en relación de dependencia, por otro de actualización en base a la variación promedio anual experimentada en el año inmediato anterior por el Índice de salarios de los trabajadores registrados a elaborar el INDEC; por las dudas agregan como alternativa, el resultante de la suma de 8 veces el Salario Mínimo Vital y Móvil, calculados de acuerdo a las previsiones de la Ley 24.013, en tanto resulte más beneficioso para el trabajador contribuyente.   Este último mecanismo de actualización pareciera poco comprensible.

–          Se agrega como deducción personal el alquiler de la casa habitación, lo cual parece justo, pues equipara el tratamiento de los inquilinos con los propietarios que no tienen alcanzado el valor locativo. Desde otro punto de vista, la posibilidad de deducir un gasto de consumo como los alquileres, está en contra de la propia naturaleza del impuesto.

–          Se propone deducir las cuotas sindicales y mutuales y  los conceptos que se retengan en forma obligatoria de acuerdo con disposicioens de la ley de contrato de trabajo. Esta deducción ya ha sido aceptada en general por la jurisprudencia como gasto necesario.

–          Se modifica la escala de alícuotas reduciendo la inicial en 3 puntos (del 9% al 6%) y la marginal máxima del 35 al 33%; también se propone modificar levemente los escalones, postulando, por ejemplo, aplicar la máxima a quienes ganen más de $ 144.000, en lugar de los $ 120.000 actuales.  Es una mejora muy pobre y no soluciona el problema de la falta de progresividad del tributo: en lugar de considerarse rico a quien gana $ 10.000 mensuales, como ocurre actualmente, se lo hace con quien gane $ 12.000.

El proyecto, por parcial y sesgado, no merece un análisis exhaustivo, no obstante ello es claro que tendrá un  impacto en la recaudación que sus autores parecen no haber calculado; tampoco se proponen fuentes alternativas de recursos que suplan ese defecto recaudatorio: ¿aumentar otros impuestos? ¿disminuir el gasto? En realidad, se nota claramente que es un proyecto sectorial, que sólo contempla los intereses de un grupo.

 

Tags: , ,