RSS

Informe 26-11

Impuesto a la transmisión

gratuita de bienes. Escrituras de

distracto de donación de nuda

propiedad (art. 1200 del Cód. Civil), y

de restitución de inmueble (art. 1837

y 1867 del Cód. Civil).

DIRECTOR EJECUTIVO

Visto las presentes actuaciones iniciadas por una

escribana, se informa lo siguiente:

ANTECEDENTES

La presentante consulta si “la escritura de DISTRACTO

(art. 1200 C.C.) o la de RESTITUCIÓN DE INMUEBLE (arts. 1837 y 1867

C.C.), están alcanzadas por el I.T.G.”. Ambos casos, manifiesta, “tienen

por objeto dejar sin efecto una Donación de nuda Propiedad con Reserva

de usufructo efectuada en el año 2009”.

Agrega a las actuaciones, copia de la consulta

efectuada mediante el Sistema Único de Reclamos y Consultas (SUR y C).

TRATAMIENTO

En primer lugar cabe aclarar que no se acompañan los

proyectos de actos a instrumentar, no obstante lo cual esta dependencia

estima que puede procederse a brindar respuesta a los planteos

formulados, al menos en términos generales, en el entendimiento que se

trata, fundamentalmente, de expedirse acerca de cuestiones de derecho.

El Impuesto ala Transmisión Gratuitade Bienes, fue

introducido enla Provinciade Buenos Aires mediantela Ley Nº 13688 la

que, en su Título VI, artículo 183 (texto según artículo 90 dela Ley

Impositiva Nº 14044), dispuso: “Establecer un impuesto a la transmisión

gratuita de bienes cuyo objetivo sea gravar todo aumento de riqueza a

título gratuito, incluyendo: Herencias, legados, donaciones, renuncias de

derechos, enajenaciones directas o por interpósita persona en favor de

descendientes del transmitente o de su cónyuge, los aportes o

transferencias a sociedades. Una ley especial determinará el tratamiento

integral de este gravamen y el porcentaje de su recaudación, no inferior

al ochenta por ciento (80%) de la misma, que constituirá fuente de

recursos del Fondo Provincial de Educación”.

Por su parte, el artículo 92 dela Ley Nº 14044, texto

según Ley Nº 14200 (actual art. 307 del Código Fiscal t.o. según Res.

M.E. 39/11), estableció: “El impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes

alcanza al enriquecimiento que se obtenga en virtud de toda transmisión

a título gratuito, incluyendo:

a) Las herencias;

b) Los legados;

c) Las donaciones;

d) Los anticipos de herencia;

e) Cualquier otra transmisión que implique un enriquecimiento

patrimonial a título gratuito”.

Considerando el marco normativo precedentemente

transcripto, corresponde en esta instancia adentrarse a examinar los

supuestos de actos a autorizar por la notaria consultante.

A) Distracto de Donación (art. 1200 C.C.).

Así, respecto del distracto, puede referirse que la

fuente de dicho instituto es el artículo 1200 del Código Civil, que expresa:

“Las partes pueden por mutuo consentimiento extinguir las obligaciones

creadas por los contratos y retirar los derechos reales que se hubiesen

transferido, y pueden también por mutuo consentimiento revocar los

contratos por las causas que la ley autoriza”.

Es decir que se trata de un acuerdo de partes mediante

el cual se deja sin efecto un contrato anterior.

Justamente, se ha puntualizado que “… el art. 1200 se

refiere al llamado distracto, caracterizado por un acuerdo mediante el

cual se deja sin efecto un contrato anterior (Belluscio…). Implica la

ineficacia sobrevenida del negocio en virtud del reconocimiento de la

autonomía de la voluntad, pues como se ha dicho ´lo que el consensus

puede hacer, el contrario consensus o mutuus disensus puede destruir´

(López de Zavalía Fernando. Teoría de los contratos. Parte general, 34,

III, p. 374). Es decir que, como ha reconocido la doctrina mayoritaria, los

contratantes pueden dejar retroactivamente sin efecto el contrato por

mutuo acuerdo, pero esa decisión no puede afectar los derechos

personales adquiridos por terceros en el tiempo que medió entre el

contrato y su disolución, ni los derechos reales adquiridos entre el

contrato y la inscripción registral de esa disolución (Salvat… ; Spota… ;

Cifuentes Santos, Código Civil comentado y anotado, T II, art. 1200, p.

69)” (CNCiv.-Sala K 17-04-09 “C., M. V. c/ D., A. A. sobre Rescisión de

contrato. Ordinario”).

En el mismo orden de ideas, cabe destacar que esta

Autoridad de Aplicación tuvo oportunidad de pronunciarse con respecto al

instituto que nos ocupa, a través de los Informes Nº 167/02 y 36/08, en

los cuales se analizó la procedencia del Impuesto de Sellos con relación a

escrituras de distracto de venta y de adjudicación de inmueble,

respectivamente.

Así, y tratándose de la transmisión de derechos reales,

en esa oportunidad se afirmó que: “… su extinción, aunque fuere por

mutuo disenso, debe operarse cumpliendo las formas legales. Por

consiguiente, si las partes acuerdan la transmisión de un derecho real,

habrá que cumplir con los requisitos que la ley exige para que estos

derechos reales se constituyan y pasen de una mano a otra: tradición,

escritura pública y también, para tener eficacia respecto de terceros, la

inscripción registral”. Asimismo, “… debe señalarse que estamos en

presencia de un nuevo contrato (el de distracto), conforme al cual se

produce una nueva circulación de riqueza consistente en la transmisión

del dominio del bien inmueble al anterior propietario mediando, en el

carácter de contraprestación, el traspaso de las prestaciones efectuadas

en la anterior escritura. Debe pues, reputarse que esta nueva operación

es onerosa, y por tanto, se encuentra alcanzada por el Impuesto de

Sellos.” (Informe Nº 167/02)

En el segundo de los informes citados (Nº 36/08), se

entendió que mediante el distracto “el inmueble oportunamente

adjudicado por la sociedad a uno de sus socios, vuelve al patrimonio de

aquella, por lo que resulta adecuado entender que, así como en el caso

de la adjudicación de la sociedad al socio, el legislador hizo remisión a la

transmisión de dominio a título oneroso prevista en el artículo 241 del

Código Fiscal (T.O. 2004 y mods.), en el distracto de dicha operación,

corresponde aplicar el mismo principio”. Así entonces, se concluyó sobre

la procedencia del Impuesto de Sellos respecto del acto en cuestión.

Sentado lo que antecede, no cabe sino interpretar que,

con relación al distracto analizado en el caso se deshace una operación

gratuita, más precisamente la de donación de la nuda propiedad

efectuada por el titular al donatario y, consecuentemente, el regreso de

dicha nuda propiedad al patrimonio del donante. En definitiva, se verifica

una transmisión que implica para quien así recupera el dominio pleno, un

enriquecimiento patrimonial a título gratuito que cae bajo la órbita del

Impuesto ala Transmisión Gratuitade Bienes.

B) Restitución de inmueble: devolución de bienes al donante (art.

1837 C.C.) y revocación de la donación (art. 1867 C.C.).

Por último, queda por pronunciarse respecto de los

actos que puedan autorizar los escribanos públicos, de conformidad a las

previsiones de los artículos 1837 y 1867 del Código Civil.

El artículo 1837 prevé: “Cuando la donación es sin

cargo, el donatario está obligado a prestar alimentos al donante que no

tuviese medios de subsistencia; pero puede librarse de esta obligación

devolviendo los bienes donados, o el valor de ellos si los hubiese

enajenado”.

Por su parte, el artículo 1867 dispone: “Entre donante y

donatario, los efectos de la revocación por causa de ingratitud, remontan

al día de la donación, y el donatario está obligado no sólo a restituir todos

los bienes donados que él posea, sino que aun debe bonificar al donante

los que hubiese enajenado, e indemnizarlo por las hipotecas y otras

cargas reales con que los hubiese gravado, sea por título oneroso o

lucrativo”.

Al respecto, es opinión de esta dependencia que, con

relación a la incidencia del Impuesto ala Transmisión Gratuitade Bienes

sobre dichos actos, cabe estar a las mismas consideraciones efectuadas

precedentemente con relación al distracto de donación.

Ambos preceptos, en definitiva se refieren a las

distintas causales por las que puede ocurrir la retransmisión del bien al

donante.

No obsta al tratamiento impositivo referido, la

circunstancia de que la revocación por la causal de ingratitud sea un acto

unilateral mediante el cual el objeto vuelve al patrimonio del donante, en

razón de que la definición del hecho imponible en cuestión no sólo

comprende aquel aumento patrimonial proveniente de transmisiones que

implican bilateralidad, sino también toda otra proveniente, por ejemplo,

de actos mortis causa o de renuncia a derechos.

En definitiva, el gravamen resulta aplicable en la

medida que la transmisión del dominio del bien implique un aumento de

riqueza sin contraprestación a cargo de quien resulta beneficiario del

mismo. Y dichas características se advierten reunidas en los supuestos

aquí considerados.

CONCLUSIÓN

El distracto de donación de la nuda propiedad

constituye un nuevo contrato conforme el cual, al deshacer las partes lo

realizado, el donatario transmite nuevamente la nuda propiedad al

donante, de modo tal que dicho acto configura un supuesto alcanzado por

el Impuesto ala Transmisión Gratuitade Bienes.

La restitución del bien al donante que tiene causa en

los artículos 1837 del Código Civil (devolución) y 1867 del mismo

ordenamiento (revocación de donación por ingratitud), constituyen actos

gravados por el impuesto mencionado, de conformidad a las

apreciaciones vertidas respecto del distracto de donación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

38.916 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress