RSS

Category Archives: Tasas

El principio de legalidad y las tasas

El art. 25 de la ley 26682 que regula el sistema de medicina prepaga dispone que las entidades del mismo deben ingresar una matrícula anual cuyo monto será fijado por la reglamentación. A su vez, el Poder Ejecutivo Nacional subdelegó tal atribución en el Ministerio de Salud a través de la Superintendencia de Servicios de Salud (art. 25 del decreto 1993/11), la que fue finalmente ejercida por esta última mediante la resolución 1769/14, por la que se determina para el pago de la matrícula anual una alícuota del dos por mil, que se calculará sobre la base del total de los ingresos devengados en cada año calendario en concepto de cuotas y mayores servicios comercializados mediante planes de salud totales y/o parciales que brinden prestaciones de prevención, protección, tratamiento y rehabilitación de la salud humana a los usuarios.

El contribuyente objetó, con fundamento en el principio de legalidad tributaria, la delegación de la cuantía de esa matricula en el Poder Ejecutivo. En primera instancia obtuvo sentencia favorable y en apelación la Cámara confirmó el fallo, mencionando el evidente carácter tributario de la llamada “matricula” que, en realidad, constituye una tasa y que “Contrariamente a lo sostenido por el recurrente, más allá de su denominación, tal “matrícula anual” reviste indudable naturaleza tributaria, máxime si se atiende a la preeminencia que cabe asignar a la realidad económica en la interpretación de las leyes de tal naturaleza (conf. art. 11 de la ley 11683 y Fallos: 318:676, cons. 12°), toda vez que se trata de una suma de dinero que obligatoriamente han de sufragar algunos sujetos pasivos —empresas de medicina prepaga— en función de ciertas consideraciones de capacidad para contribuir (art. 1º resolución 1769/14) y que se halla destinada a la cobertura de gastos públicos (art. 25 de la ley 26682).”

Swiss Medical S.A. c/ EN – SSS s/ amparo ley 16.986 – CNACAF – SALA IV – 04/08/2015

 

Posted by on agosto 10, 2015 in Tasas

Leave a comment

Tags: ,

La tasa vial de Córdoba: ¿es una tasa? (*)

Recientemente, la Provincia de Córdoba sancionó la ley N° 10.081 (http://www.prensalegiscba.gov.ar/img/notas/adjunto-3665.doc) que en su artículo 1° dispone:

Créase la “Tasa Vial Provincial”, en adelante denominada “la Tasa”, destinada a retribuir la prestación de los servicios que demande el mantenimiento, conservación, modificación y/o mejoramiento de todo el trazado que integra la red caminera provincial, incluidas las autovías, carreteras y/o nudos viales incorporados por la presente norma al marco de la Ley Nº 8555, la que será abonada por todos los usuarios -efectivos o potenciales- de la misma, en oportunidad de consumir o adquirir por cualquier título, combustibles líquidos y gas natural comprimido (GNC) en la Provincia de Córdoba.

La ley 23548 de coparticipación  federal, en su art. 9 inc. b) veda a las provincias aplicar, por sí o sus organismos administrativos y municipales, gravámenes locales análogos a los nacionales distribuidos por esa Ley. Es por ello que debe analizarse la naturaleza jurídica del presente gravamen y, para ello, el art. 16 del Modelo de de Código Tributario para América Latina dice que tasa es “El tributo cuya obligación tiene como hecho generador la prestación efectiva o potencial de un servicio público individualizado en el contribuyente”; mientras que Jarach (Jarach, Dino, Finanzas Públicas y Derecho Tributario, 3° ed., Buenos Aires, Abeledo-Perrot, 2004, p. 234). Dice que “La tasa es un tributo caracterizado por la prestación de un servicio público individualizado hacia el sujeto pasivo”.

Por su parte la Corte (CSJN, 23/6/2009, “Laboratorios Raffo S.A. c. Municipalidad de Córdoba”, Fallos 332:15049 ha dicho que la tasa es una “Categoría tributaria derivada del poder de imperio del Estado, con estructura jurídica análoga al impuesto y del cual se diferencia únicamente por el presupuesto de hecho adoptado por la ley, que en este caso consiste en el desarrollo de una actividad estatal que atañe al obligado y que, por ello, desde el momento en que el Estado organiza el servicio y lo pone a disposición del particular, éste no puede rehusar el pago aun cuando no haga uso de aquél, o no tenga interés en el mismo, ya que el servicio tiene en mira el interés general (…) y al cobro de dicho tributo debe corresponder siempre la concreta, efectiva e individualizada prestación de un servicio referido a algo no menos individualizado (bien o acto) del contribuyente” y sus citas)”.

La CSJN ha continuado, luego de 2009, con esta línea en otros casos luego también procedentes de la Provinciade Córdoba, cuyo Tribunal Superior, por el contrario, mantiene la polémica postura sobre tasas de “Fleischmann Argentina Incorporated c. Municipalidad de Córdoba – Plena Jurisdicción – Recurso Directo” (TSJ, 20/02/2001, Sala CA, LLC, 2003-301). En efecto, para el TSJ el tributo puede ser calificado como tasa o impuesto según las circunstancias del caso y sosteniendo que la efectiva prestación del servicio no es un requisito para el cobro de las tasas.

Así las cosas, la cuestión es determinar si realmente existe la concreta y efectiva prestación de un servicio público, individualizado hacia el contribuyente, que vincule al hecho de consumir o adquirir combustibles líquidos y GNC en la Provincia de Córdoba, con el mantenimiento, conservación, modificación y/o mejoramiento de todo el trazado que integra la red caminera provincial. Obsérvese que pudiera ocurrir que quien circula por esas rutas compre el combustible en otra provincia o quien compre en Cordoba, circule por otras jurisdicciones. Se entiende que aquí falta el elemento de servicio individualizado hacia el sujeto pasivo.

(*) Investigación jurisprudencial a cargo de Tadeo Leandro Fernández