RSS

Category Archives: amortizaciones

Doctrina del fallo Telintar SA

Como se ha comentado en un post anterior, en la sentencia del título, la Corte estableció que debe considerarse la obsolescencia de los bienes a efectos de calcular su amortización.

Este criterio ha sido aceptado por AFIP, mediante la Instrucción General 7/12 publicada en el dia de la fecha en el Boletin Oficial, que se copia a continuación:

 

 

Buenos Aires, 11 de julio de 2012

I. Introducción

Mediante fallo de fecha 22 de mayo de 2012, dictado en la causa “DGI (en autos Telec. Int. Telintar SA) (TF 20.243-I)”, expediente D.522.XLV, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) se expidió acerca del cálculo de la amortización a aplicar a un bien, según los alcances de dos conceptos: obsolescencia y vida útil en el marco de la ley de impuesto a las ganancias y su reglamentación.

II. Criterio Sentado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN)

El Máximo Tribunal señaló que con arreglo al artículo 82 inciso f) de la ley de impuesto a las ganancias, resultan deducibles de las ganancias de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta, “las amortizaciones por desgaste y agotamiento y las pérdidas por desuso”.

Sostuvo que con excepción de las previsiones del artículo 83 de la ley del impuesto referentes a bienes inmuebles, ni la ley ni la reglamentación fijan la vida útil computable para cada tipo de bien, ni establecen pautas para su cálculo.

Destacó que el concepto de “vida útil” alude al lapso durante el cual el bien es utilizable en condiciones económicamente provechosas, esto es, el tiempo durante el cual su uso resulte eficiente desde el punto de vista económico. No existiendo razones que lleven a excluir de los factores a tener en cuenta en dicha apreciación, a la obsolescencia, entendida como la depreciación que los bienes pueden tener a causa de innovaciones tecnológicas.

En ese sentido, destacó que ante la ausencia de toda precisión normativa, y siendo que la ley se refiere a la vida útil “probable” de los bienes, debe entenderse que tal determinación -a los fines de la amortización de bienes muebles- ha sido deferida, en principio a la estimación que razonable y ponderadamente se efectúe.

Expresó que el artículo 66 de la ley del gravamen prevé una solución para el caso en que se produce la desafectación del bien mueble amortizable de la actividad generadora de ganancias, pero no hay motivo para entender que dicha norma excluye la posibilidad de computar la obsolescencia en el cálculo de la vida útil probable de un bien, a los fines de cubrir la disminución gradual de su valor mediante la deducción prevista en el citado inciso del artículo 82.

Concluyó, que si bien tal estimación se verá reflejada en el cálculo del impuesto contenido en la declaración jurada, y es innegable que la administración tributaria tiene facultades para impugnarla, la descalificación del plazo de amortización establecido por el contribuyente deberá apoyarse en motivos categóricos, que demuestren claramente la ausencia de razonabilidad en su cálculo, o el notorio apartamiento de los criterios contables usualmente seguidos a tal fin.

 

 

III. Doctrina resultante

En el marco del artículo 82 inciso f) de la ley de impuesto a las ganancias -que permite la deducción de las amortizaciones por desgaste y agotamiento y las pérdidas por desuso-, y ante la ausencia de toda precisión normativa, debe entenderse que la determinación de la vida útil “probable” de los bienes muebles -a los fines de su amortización- ha sido deferida, en principio a una estimación razonable y ponderada, para lo cual debe merituarse el concepto obsolecencia y vida útil eficiente desde el punto de vista económico. De allí que, la descalificación del plazo de amortización deberá apoyarse en fundamentos categóricos, que demuestren claramente la ausencia de razonabilidad en el cálculo o el notorio apartamiento de los criterios contables usualmente aplicados.

IV. Ámbito de aplicación

La presente instrucción general resulta de aplicación por parte de todas las áreas con competencia en la materia.

IV. Juicios contenciosos en trámite

En atención al criterio expresado, se instruye a las áreas jurídicas y operativas a cargo de la defensa de los intereses del Fisco Nacional, a efectos que en el futuro adecuen su gestión al criterio expresado por la CSJN.

En aquellos juicios en trámite en los que la defensa esgrimida por el Organismo no se ajuste al criterio sentado por la CSJN, corresponderá allanarse o desistir de la acción, total o parcialmente o, en su caso, consentir la sentencia, según el estadío procesal del juicio.

En todos los supuestos, siempre que el estado procesal del juicio lo permita, se solicitará la imposición de las costas en el orden causado.

.

 

Posted by on julio 19, 2012 in amortizaciones

1 Comment

El Fallo Telintar y la obsolescencia

Hemos recibido de Alfredo Bacigaluppi el siguiente comentario:

Asunto: Consideración o no del factor obsolescencia en el cálculo de la vida útil de los bienes.

En principio pareciera que el concepto amortización  era pacífico y  se utilizaba para la determinación del IG el traído de la técnica contable,  se solía considerar para el cálculo de la vida útil de los bienes muebles, los componente desgaste y la obsolescencia (del bien – caso típico la computadora- o del bien producido por dicho bien)

La AFIP, puntualmente en el caso de la fibra óptica, ajustó  determinaciones en empresas telefónica  que utilizaban tales materiales y desecho el componente obsolescencia, el TFN,  lo confirmó  y en distintas salas  ( TELEFONICA  -SALA D-,   TELECOM  -SALA C- y TELINTAR -SALA B-).

Las referidas salas del TFN coincidieron en que a los efectos de calcular la vida útil de los bienes (la discusión se generó por la fibra óptica), SOLO debía ser considerado lo que literalmente establece el Art. 82 f) de la LIG: “….f)  las amortizaciones por desgaste y agotamiento y las pérdidas por desuso, de acuerdo con lo que establecen los artículos pertinentes, excepto las comprendidas en el inc. l) del art. 88…”.   Es decir el componente desgaste exclusivamente.

Por lo tanto concluyeron los decisorios que la obsolescencia debía ser tenida presente pero para el instituto del desuso –Art. 66 LIG.

La Cámara Federal  SalaIV en TELINTAR (25/06/2009) revoco el fallo dela Sala B, expuso en sus considerandos que debía ser tenida en cuenta el factor obsolescencia, e inclusive ofició al Consejo Profesional CECABA, a la  Facultada de Ingeniería  y al ITBA para que la desasnaran sobre el concepto depreciación.

La Corte, recientemente,  confirmó el decisorio de la Cámara,   separándose  de la interpretación literal del Art. mencionado.

Cabe citar el Considerando 8:

“8°) Que a lo expuesto cabe agregar que el concepto de “vida útil” alude en realidad al lapso durante el cual el bien es utilizable en condiciones económicamente provechosas; es decir, no se trata de establecer el tiempo durante el cual el bien puede ser usado, sino aquél en el que su uso resulte eficiente desde el punto de vista económico, cuyo plazo naturalmente puede resultar más breve”.

En el 9, es donde desde mi punto de vista, se separa de la interpretación literal del Art.82 f) cuando dice:

“ …9°)  ………………………………… la conclusión expuesta es la que mejor concilia con el propósito de la amortización, consistente en la necesidad de cubrir la disminución gradual del valor de uso de los bienes afectados a una actividad económica y, en última instancia, en la mejor observancia del principio de capacidad contributiva…”

Interesante es el 10, donde se confirmó como relevante la opinión de los contadores a través del CPCECABA !!!.

Con referencia al desuso la Corte, en el considerando 11,  sostiene que es  un instituto a emplear al sólo efecto  de la desafectación de un bien de la actividad.

“……………………………….En efecto, el citado artículo 66 prevé una solución para el caso en que se produce la desafectación del bien mueble amortizable de la actividad generadora de ganancias, pero no hay motivos para entender que esa norma excluye la posibilidad de que se compute la obsolescencia como un factor a tener en cuenta para el cálculo de la vida útil probable de un bien a los fines de cubrir la disminución gradual de su valor mediante la deducción prevista en el citado inciso del art. 82…”

 FALLO CSJN_TELINTAR SA

 

Tags: